“Las personas con habilidades emocionales bien desarrolladas tienen más probabilidades de sentirse satisfechas y ser eficaces en su vida, y de dominar hábitos mentales que favorezcan su propia productividad; las personas que no pueden poner cierto orden en su vida emocional libran batallas interiores que sabotean su capacidad de concentrarse en el trabajo y pensar con claridad.”

Dr. Daniel Goleman

Los seres humanos tenemos 2 tipos de inteligencia. La emocional y racional, La inteligencia emocional aporta cerca del 80% del éxito de la vida de una persona en contra del 20% que aporta la inteligencia racional.

Anteriormente muchos empresarios contratanban personas por su inteligencia racional, que conocimientos técnicos tiene de un tema específico, pero no le prestaban mucha atención a la parte emocional. En este momento nos damos cuenta que la inteligencia emocional es supremamente importante, por ejemplo para encontrar el mejor gerente, o el mejor líder, o el mejor trabajador para cualquier área.

Cuando la inteligencia emocional es poco trabajada, son personas que no se acomodan a un equipo, no se adaptan a sus líderes lo que hace que las personas sean infelices en sus trabajos.

¿Qué es la inteligencia emocional?

Todos conocemos personas que no gestionan bien sus emociones, son personas que se enfadan con facilidad se irritan a menudo y que son demasiados impulsivas, no saben cómo expresar de una forma adecuada sus sentimientos y suelen ser rechazados por los demás, entonces la inteligencia emocional nos va a servir para entender las emociones de los demás para saber cómo relacionarnos con las personas, tanto en el trabajo como en nuestra vida privada.

Es la capacidad que tenemos las personas para comprender y manejar nuestras emociones y la de los demás de una forma positiva y eficiente; las personas con una elevada inteligencia emocional son aquellas personas que tienen unas habilidades psicológicas capaces de expresar de una forma equilibrada sus emociones, entienden la de los demás y transforman esa información para comportarse de una manera lógica en función a sus objetivos y propósitos.

Inteligencia emocional en el trabajo

Fases de la inteligencia emocional

1. Hacer conciencia de las propias emociones

Si yo soy consciente de lo que siento, si yo soy consciente de mis emociones soy capaz de tomar el control, pero si yo no sé ni lo que estoy sintiendo, si yo no tengo control de eso muy imposiblemente siempre voy a perder el control. La idea es que reconozcas tus emociones para así poder tomar control de las mismas.

2. Manejo de las propias emociones

Inicialmente la reconozco, cuando ya tengo el reconocimiento de esas emociones, voy a pasar al manejo de esta emoción entonces esta etapa es muy importante, en donde voy a ser consciente de mí mismo, logro manejar productivamente lo que yo estoy sintiendo y voy a tener una conexión entre lo que está pasando y lo que estoy sintiendo. y ahí entonces vamos a poder entonces intervenir y ser coherente en muchos de nuestros actos.

3. La conciencia de las emociones de los demás

Cuando conoces tus emociones, ya sabes cómo empezar a manejarlas entonces ya puedes empezar a reconocer las emociones de los demás desarrollando la empatía, es decir reconocer las reacciones de las demás personas. La idea es tener un control de inteligencia emocional, el cual es complejo, por eso debemos empezar por nosotros mismos a reconocer y a manejar.

4. Manejo de las emociones de los demás

La empatía con las personas, como perciben el mundo y el entorno e intervenir acá, nos sirve mucho para las relaciones con los líderes, el equipo, clientes, etc. dónde puedes lograr un equilibrio de las emociones. vas a lograr muy buena empatía con las personas a tu alrededor.

Decálogo de la inteligencia emocional en el trabajo

1 – Soy único

Me acepto como soy y me aceptó con mis errores, con mis dificultades, acepto lo que tengo que corregir e identificó que tengo que hacer por mi vida.

2 – Acepto como me siento

Es aceptar como me siento hoy, como me siento como persona y aceptar todas las emociones, no es rechazar, al momento de aceptarlos puedes trabajar en ellos

3 – Si una emoción se apodera de mi, respiro

Como ya sé cuales son mis emociones, ya sé lo que estoy sintiendo entonces empiezo a usar técnicas que me van a aportar como persona, por ejemplo tengo una emoción de negativismo o tengo una emoción de ira, de rabia intensa en mi trabajo o en mi familia, entonces identifico estas emociones y soy consciente de esto voy a entrar a manejar, me siento, respiro, tomo aire y transformo la emoción.

4 – Soy autónomo

Muchas veces nos quedamos esperando, no lo voy a hacer por que de pronto no me va bien, quizás otra persona puede hacerlo mejor que yo. La idea es ser autónomo, consciente y capaz de la cosas que puedes realizar, de que tienes las capacidades y que puedes hacerlo.

5 – Si necesito ayuda, la pido

Importante si necesito ayuda la voy a pedir, no puedo pensar que yo lo voy a hacer todo, o pensar que nadie más lo hace como yo, cuidado con los extremos.

6 – Reconozco mis logros

Reconocer no solamente mis logros, sino también reconocer los logros de los demás.

7 – A veces me canso y cometo errores

Somos seres humanos, nos cansamos, cometemos errores, por tal motivo vamos mejorando, aprendiendo y direccionando la vida, nos debemos dar permiso de cansarnos de ser un ser humano y cometer errores. Desde el punto de vista positivo pensando en una ventaja para ser mejor.

8 – Trato como me gusta que me traten

Si yo encuentro un comportamiento amable hacia las demas personas seguramente las personas tambien me van a tratar de esa forma a mi.

9 – Soy el único responsable de mis emociones

10 – Lo que pienso, cambia lo que siento